viernes, 11 de marzo de 2011

¿por qué STEREOLAB?



Porque parafraseando al esloganista de Risto; "Si la felicidad existe, viene y va". Y puesto que se si la hay se queda para marcharse, en estos días de montaña rusa de estados anímicos, cuando se queda hay que aferrarse a ella y un buen método para ello es emplear el pegamento STEREOLAB.

No me gusta desvelar canciones secretas, la Gran Reserva de mi heterogénea discoteca, porque como los lugares clandestinos, pueden perder su encanto cuando se ponen en oído de todos.

Sin embargo, como este blog no lo lee casi nadie mi conciencia se queda más tranquila. Yo grité las maravillas de Stereolab, pero nadie me hizo caso.

El tema "Lo boob oscillator" es vitamina soleada para afrancesados. No hace falta ser un Jovellanos para reconocer que la voz de Laetitia Sadier es un poema "à la langue française". Ni para disfrutar de la elongada tortilla instrumental en la que se convierte la canción a los dos minutos.

Y ojo que aquí el que suscribe más de una vez ha vilipendiado los patés, los morritos y las refinaduras de nuestros vecinos del norte. Sin embargo, ante la magnitud de este pequeño himno de la alegría, servidor se pliega, recupera su cordura y teclea un Control+Z en el historial de sus sandeces chovinistas.

Vive la contradiction!

*Como siempre, para los menos puristas, el tema de estudio: