domingo, 26 de septiembre de 2010

The Million Dollar Idea



La Página del Millón de Dolares siempre me ha servido como ejemplo de la Moraleja Número Uno: que la única distancia entre internet y el éxito puede ser una sencilla idea.

En 2005, Alex-Tew, un estudiante británico de la universidad de Wiltshire, compró el dominio por 50 euros y dividió la página en una cuadrícula de 1000x1000 píxeles. Vendiendo cada uno a un dólar, pretendía conseguir un milloncete para su educación -y supongo que, dada la cantidad, algún que otro caprichazo-.

Para catalizar la reacción envió dosieres de prensa a varios medios de comunicación y tambien dejó que funcionara el boca a boca. Moraleja Número Dos: la mejor idea del mundo aislada en un cajón no sirve de nada, esta amputada, lisiada, inerte. En coma. Si es tan buena como creemos, tan sólo necesitará un empujoncillo de salida.

Hoy, casi cinco años despues, todos los microespacios ya estan vendidísimos. Tanto es así, que los últimos diez píxeles fueron subastados en eBay, con lo que el susodicho Tew no se embolsó un millon exacto, sino un 1.037.100 dolares.

Tras la experiencia, surgieron muchas web que copiaban al original, pero por lo general todas fracasaron. Moraleja Número Tres: el ingenio sólo se premia una vez.

Y yo me pregunto... ¿no se arrepentirá a veces de no haberla llamado The Billion Dollar Website?

---

Dedicado a todos los que estan en paro y enviando currículos indiscriminadamente, como bombas de racimo.

sábado, 25 de septiembre de 2010