martes, 6 de abril de 2010

Efímero es el éxito



Una noche de independencia, una noche sabática, una noche de idas y venidas, de mezcla de ingredientes y de nervios, de borrachos que interrumpían como por goteo. Una noche de silencio y de desperfectos. Sí, la noche resultó un éxito, pero... ¡qué efímero fue ese éxito!