viernes, 26 de febrero de 2010

Chéjov en Lavapinreles

Hay que llenar la sala. Nunca me cansaré de repetirlo: éste fin de semana se estrena la obra teatral "La novia" en el Teatro de Camara Chéjov, y merece la pena echarle un vistazo. La representación de este breve cuento de Chéjov es dirigida por Ángel Gutiérrez, un niño de la guerra civil española que vivió su infancia y madurez en la Unión Soviética en un contexto y una época cuanto menos interesantes. Es con seguridad el hombre que más sabe del conocido dramaturgo ruso en nuestro país. Tanto es así que Gutiérrez en Rusia es considerado un genio al que han dedicado incluso algún que otro documental (el más reciente, titulado "Él se llama Ángel Gutiérrez") y también fue amigo íntimo y compañero de trabajo de un histórico del cine como Andrei Tarkovsky. He aquí tres fotogramas de la película "El espejo" donde el director de teatro hizo un pequeño cameo para su colega Tarko.



"La novia" cuenta la historia de Nadia, una joven destinada a casarse con un hombre mayor que ella, a vivir bajo su cobijo y protección y a pasar su juventud en el campo. Sin embargo, cuando su enfermizo amigo Sasha entre en escena, Nadia empezará a ver las cosas de otra manera; ¿es ésa la vida con la que ella siempre ha soñado?



Venid a verla si queréis conocer un teatro diferente; un teatro donde comerte el escenario es posible desde el patio de butacas, porque en lugar del clásico gallinero, la platea es tan cercana al escenario que puedes notar el -esperemos buen- aliento de los actores.

Y después, para rizar el rizo y aprovechando que os encontraréis prácticamente en Lavapiés, podéis destripar la obra mientras os tomáis un vinito, birra o tosta en garitos como La Taberna Encantada, en Tomates Verdes Fritos y tantos otros bares secretos que esconde el barrio.

Si os sentís culturetas, si sentís la necesidad de poneros unas gafapastas, o si simplemente estáis de resaca y el cuerpo os pide un plan tranquilo, he aquí la solución.

jueves, 25 de febrero de 2010

Coincidencias, la huella del color en el cine.

Cuando en 2005 vi 2046, la película de Wong Kar-Wai, mi incipiente - mente cinematográfica estaba un poco más anquilosada de lo que está ahora y me costó asimilar que una película fuera, en casi todos los aspectos, tan rica, atractiva y coloreada como una piruleta para un niño de ocho años al que se acaban de caer los paletos de leche.

Con el paso de los años, una mañana de febrero más gris y lluviosa de lo habitual, éste menda se topó con el siguiente corto-videoclip en una clase de edición y montaje de cine. Estaba desgajado; cada plano era la pieza de un puzzle desordenado y revuelto, y nuestro ejercicio consistía en recomponerlo intentando otorgarle cierto sentido, ya fuera estético o narrativo or whatever.

DJ Shadow - Six Days from lika2008 on Vimeo.



Y sonó una campanita, aporreada por alguna neurona perdida, en algún campanario cercano a mi hipotálamo, a lo lejos en el desierto, porque esta fotografía, tan rica, atractiva y coloreada como una piruleta lo es para un niño desdentado, yo ya la había visto en algún sitio.

Efectivamente; allá por 2002 el tal DJ Shadow delegó funciones en Wong Kar-wai para que tomara las riendas del videoclip y acompañara con imágenes a su tema "6 days". Y éste a su vez, volvió a contar con su "hidalgo" particular, el director de fotografía Christopher Doyle, para que, con su sello personal, nos metiera con cuchara y por las pupilas una buena dosis de color y luz.

He aquí la anécdota de la hora.

jueves, 18 de febrero de 2010

El lado oscuro de la prensa rosa. Documentales de "La Noche Temática".

Digan lo que digan las encuestas, ver "La 2" es una mentira piadosa que sueltan ante la presión del micrófono muchos hijos de vecino. Pero las audiencias -de cuya medición me fío bastante poco, ya trataremos el tema otro día- cantan, y los documentales de sobremesa se quedan cortos a la hora de enfrentarse al marujeo. Las leonas del Serengueti parecen gatitas frente a las zorras de "Sálvame".

Lo mío no fue premeditado. Un sábado, mi resaca se prolongó tanto en el tiempo que duró hasta la medianoche. Fue entonces cuando me topé con "La noche temática".

En aquella ocasión, el tema a tratar era el mundo de la farándula y el famoseo. Tres documentales ininterrumpidos que me mantuvieron despierto hasta las tres. Merecen la pena, os lo aseguro. A partir de ahora, cuando leas el "QuéMeDices" o el "Cotilla Today", podrás imaginarte la pequeña gran odisea de cada imagen. El lado más patético del glamour. El papel higiénico que posibilita el papel couché.

¿Y no es éso lo que todos le pedimos a un buen documental?

En primer lugar, link a Fábrica de Famosos.

En segundo lugar, Paparazzi.

Por último, El precio de la fama.

No dudéis en echarle un vistazo. Y si os quedáis cortos, todavía tenéis las rayadas de Punset -que ha inspirado hasta a un grupo de musica, los arte-reportajes de Miradas 2, Página 2, Muchachada Nui (Nuiii), y tantos otros programas que merecen la pena. Si tenemos algo bueno, es preciso gritarlo a los cuatro vientos, ¡cuyons!

(gracias al blog programastvonline.blogspot.com)

domingo, 14 de febrero de 2010

Un minuto de humor sulfúrico

South Park es una de las series más brillantes y ácidas que jamás han parido un grupo de guionistas. De acuerdo, hay mucho humor de caca-culo-pedo-pis, hay momentos que incomodarían -o, mejor dicho, excitarían- al mismísimo Marques de Sade -una escena en la que Jesús es degollado- pero, si somos lo suficientemente inteligentes para tragar saliva, en muchos episodios hay una verdadera filosofía detrás de cada moraleja. El Cartman mimado insoportable e hijodeputísima es tan sólo una excusa para crear situaciones en las que Kyle ponga un poco de sentido común, todo ello tras una sobredosis irreverente de vicios, insultos y mierda. Definirlo como sátira es quedarse corto, es un retrato exagerado de la estupidez humana riéndose de sí misma.

Éste es un buen ejemplo: el ultraconservador, ex-pedófilo, sodomita, zoofílico, gay salido del armario y vuelto a entrar, transexualizado y de-transexualizado en distintas temporadas por sus dudas personales, Sr. Garrison, nos muestra simplificadamente lo estúpido que resulta el proceso evolutivo para algun creacionista gañán.

10/10

El heredero de un pez retrasado.

Adiós, López.

López Vázquez falleció hace unos meses y, lamentablemente, ya es otro de tantos personajes brillantes de la vida española al que tendré que tachar de mi lista de gente por conocer.

Es curioso hacer hincapié -tal y como he visto y leído en los reportajes post-mortem de rigor- en que la persona distaba muchísimo de sus personajes. Abstraído y observador, temeroso de la vida, el verdadero José Luis López Vázquez tan sólo se metía en la piel del cazasuecas de Torremolinos para hacernos pasar un buen rato, pero poco o nada se podía identificar con el mismo.

Se me ha presentado la oportunidad de caricaturizarle y durante el pequeño proceso de investigación que estoy llevando a cabo, me ha llamado la atención la "anormal normalidad" de su rostro; de rasgos casi inadvertidos, como si ninguna nariz pudiera ser tan poco distintiva, ni unos labios tan anodinos, ni una calva pudiera ser menos digna de ser recordada... y quizás sean éstas cualidades las cuales, de alguna manera que no llego a comprender, consiguieran que sus personajes fueran tan memorables. Arraigados en un limbo indeterminado entre la belleza y la fealdad -que también puede ser atractiva a su manera-, sus personajes conseguían convertirse en el "average-man", humilde, "pateticómico", que somos todos.

Y como no quiero limitarme a esbozarle aquí como el graciosillo de las guiris, remito al lector a trabajos como "Mi prima Angélica", "El jardín de las delicias" o "Peppermint Frappé" -un film idolatrado por un ídolo, Charles Chaplin.

José Luis López, gracias. Os dejo con el cortometraje para televisión "La Cabina" de Antonio Mercero, la kafkiana historia galardonada con un EMY y admirada por pequeños cinéfilos de medio mundo -y con razón, qué cojones-.

jueves, 11 de febrero de 2010

Macadamia Jam, música en la calle.

Macadamia Jam fue una iniciativa española y relativamente anónima que se dedicaba a grabar a los artistas tocando sus temas en la calle, principalmente en Madrid y Barcelona. Músicos al desnudo, o mejor dicho, vestidos tan sólo con su voz y con sus instrumentos. Creando una atmósfera oxigenada de música sin aditivos en cualquier callejón o plazoleta, donde la acústica no sea la mejor -ni éso importe lo más mínimo-, sino que el grupo o la cantautora en cuestión demuestren su lado más trovadoresco y menos artificial, rodeados de la chavalería del barrio o parapetados bajo las bragas y sujetadores tendidos de la vecina del quinto. Qué visión tan perturbante.



Cantar a capella supone siempre una buena prueba de filtrado para eliminar la morraya musical. Me da en la nariz que no encontraremos a Enrique Iglesias yéndose por bulerías en el metro.

Y si digo que Macadamia Jam "fue" es porque me temo que, teniendo en cuenta la antiguedad de sus últimos videos colgados en youtube, el proyecto está en punto muerto.



Canal de Youtube de Macadamia Jam

Esperemos que la idea retome forma y se convierta en nuestra versión de la británica "Black Cab Sessions" o los conocidos "Concerts à emporter" de "La Blogotèque. He aquí un buen ejemplo de ésta última.

Yo La tengo - A Take Away Show - Part 1 from La Blogotheque on Vimeo.

martes, 9 de febrero de 2010

Crowdfunding: participa en El Cosmonauta

El Cosmonauta en 5 pasos from Riot Cinema on Vimeo.


Es ilusionante ver cómo algunos jóvenes por estos lares saben sacarle partido a los dos medios donde nuestra generación se siente como pez en el agua, seasé, Internet y el cine, para sacar adelante un proyecto crowdfunding y bajo licencia Creative Commons que tiene muy buena pinta.

Animo a los millones de lectores de este blog -bueno, no exageremos, dejémoslo en miles- a que se unan a nosotros y colaboren. El Cosmonauta es un pionero que, en lugar de quejarse de lo similar que es la industria del cine español a una vespino, van a intentar llevarla al taller y renovarla.

Si algún día ganaran un Goya, van a tener que ampliar el cátering y el auditorium para los miles de "productores" que nos vamos a plantar en la puerta con nuestras merecidas credenciales.

Web Oficial de El Cosmonauta
Entrada de El Cosmonauta en Wikipedia

lunes, 8 de febrero de 2010

Nuevas ideas, Bienvenidas sean: Las Reflexiones de Repronto.

Vivimos en una época sin antecedentes. Un período histórico donde, por primera vez, todos tenemos derecho a opinar y a sobreopinar. Qué gran privilegio, que no nos corten la lengua ni nos guillotinen -aunque a veces, pintar a un rey en su cama conlleve una multa- por el mero hecho de expresarnos.

Pero todo ello conlleva un problema. La corrección política, el pensamiento estandarizado, las frases hechas, los eufemismos, los tópicos bobos, la filosofía de vida más barata que otros nos han inculcado sin siquiera darnos cuenta.

"Carpe Diem", rezan los Facebooks de miles de jóvenes, que creen que sus borracheras son prueba de su fidelidad a éste antiquísimo latinismo, cuando lo más probable es que en realidad, tan sólo sea una falsa imagen de sí mismos que les ha transmitido algún anuncio de colonia.

"Yo soy como soy, yo vivo así, yo soy libre, be yourself, just do it"... bla, bla, bla.

Todo suena tan chiripitifláutico como artificial, tan especial como una lata de conservas en una cinta transportadora comparándose con la que viene detrás. Y quizás, ninguno estemos exentos de que tal cáliz caiga sobre nuestros pobres cerebelos...


Por éso, hoy recomendamos Las reflexiones de repronto. Porque sus temas, sus argumentos, y sus reflexiones -¡de repronto!- son distintas, extrañamente convincentes, originales monodosis de teorías "de la casa" que, sean más o menos válidas para el ojo crítico, han surgido del análisis propio, y no de ése "copia y pega" ideológicos del "hoy vamos a ser ecologistas de 10 a 1" o "pongámonos la pulsera de Nike que indique que no somos racistas".

¡A LA MIERDA!

viernes, 5 de febrero de 2010

Compartir: Lista de 10 Cortos que merecen la pena.

El fruto del antiéxito de este blog, que nos llena de "orgullo y satisfacción", ha sido siempre su heterogeneidad, su falta de difusión en los medios, y su inconstancia. Amigos míos, ¡ya conocéis el secreto del antiéxito! Uníos a él. Sin embargo, las deudas acuciantes y las facturas que se acumulan en el buzón han movido a la redacción a buscar contenidos más comerciales. En otras palabras... nos hemos vendido. Queremos BANNERS de Coca-Cola, llamadas de buscatalentos a las 4 de la madrugada. Así que nos apeamos del tren y, por petición popular, haremos hoy una pequeña selección de cortometrajes que merecen la pena. Nuestra dilatada experiencia como estudiantes de Comunicación Audiovisual y horas de cafetería nos avalan.

1.Helmer & Søn



Nominado al Oscar en el año 2007, éste corto danés nos muestra un peculiar conflicto familiar con un desenlace arrugado. Muy arrugado. Y colgante. Nosotros les otorgamos el premio Mahou Cuatro Estrellas pero no aparecieron por el Festival.

2.Profilaxis



Antes de adquirir la mayoría de edad con el salto al largo ("Azuloscurocasinegro" o "Gordos"), el director Daniel Sánchez Arévalo hizo sus pinitos con cortos como "La culpa del alpinista", "Física II", o "Profilaxis". Iba a irme por la tangente pedante catalogándolo como "hilarante" o palabros por el estilo, pero me tomaré la licencia de resumirlo así. ES MUY CACHONDO. Incluso didáctico, pues aprendemos un poco de anatomía y sexualidad.

3. Procrastination



Éste corto de animación atina al retratar uno de ésos pequeños hábitos anónimos que todos compartimos, aunque nos parezca lo contrario.

¿Qué es "procrastinar"? Lo creas o no, es algo que tú y yo hacemos. A diario. Incluso ahora mismo, es probable que los dos estamos procrastinando. Según la RAE -ésto siempre queda muy profesional- "procrastinar es aplazar, diferir". Más concretamente, se trata de empezar pequeños proyectos que nunca terminas, porque los interrumpes con otros pequeños proyectos que, a su vez, no terminarás tampoco, y así una y otra vez. Es engañar al cerebro sintiéndote ocupado en algo para ahogar la terrible culpabilidad de no cumplir con la obligación. Es ponerte a coser el día antes del examen, vamos. Es perder el tiempo.
P.D.: No lo hemos encontrado subititulado. Si no entendéis nada de nada, ni siquiera apoyándoos en las imágenes, deberíais replantearos vuestra situación: habláis lo que en el argot se conoce como "inglés pésimo" o "inglés tipo-político español".

4. Allanamiento de morada





Todo un clásico del corto español. Eduardo Noriega, ésta vez con pantalones, y Pepón Nieto a las órdenes de Mateo Gil y con un buen guión de por medio, nos muestran la cara oculta de los vendedores a domicilio, una noble y honesta profesión que la tecnología está extinguiendo poco a poco. ¿Quiénes serán las próximas víctimas, los afiladores? ¿Los vendedores de melones en camioneta? No queremos vivir en un mundo así. Un mundo de cuchillos patateros desafilados. Un mundo romo.

5. El laberinto de Simone



Nos ponemos algo más serios con éste estupendo corto que Iván Sáinz-Pardo rodó en tierras alemanas allá por 2003. Es verdadero cine en formato pequeño.

6. Revolución



Qué versátil y moldeable es el formato del corto. En éste caso, basándose en un relato de Slawomir Mrozek, Martín Rosete nos contaba una historia entre cuatro paredes, una poesía escrita con una mesa, un camastro y un armario.

7. Show de Varietés



Edgar Burgos no ganó aquella edición del Notodofilmfest.com, pero a algunos nos sorprendió con un corto bien grabado, divertido y cómplice -algo no fácil de encontrar en éste festival, donde hay mucha mierda mezclada con pepitas de oro- que cuenta con un reparto de la tercera edad estupuendo. Cuchicheos en la pelu y algo que contar.

8. La ruta natural



La vida al revés. El futuro es el pasado. Mueres, menguas y naces. Siempre ha sido uno de nuestros favoritos y nos sobran las razones. Con tintes trascendentales, un fondo en armonía con la forma, impecable, que se nota hasta en el título (como curiosidad, "la ruta natural" es un palíndromo, es decir, que se lee igual al derecho que al revés). Diez minipuntos para Álex Pastor.

9. Paraísos artificiales







De Achero Mañas ("El Bola", "Noviembre"). Monólogos interiores y drogas. Una combinación que está más que arada, pero normalmente no con tanta clarividencia ni fuerza emotiva. Todos sabemos que "Drogas No", pero... ¿qué pasa por la mente del que dice y quiere decir "Drogas Sí"?

10. El futuro está en el porno





Vicente Villanueva crea un personaje estomagante y resentido con el mundo que nos cuenta sus sueños y penurias.
-
Buenas tardes, le atiende Whitney Houston. ¿En qué puedo ayudarle?

EXTRA, 10+1: Alumbramiento



Y para finalizar por todo lo alto, el corto de un genio ya consagrado como Victor Erice ("El Sur", "El espíritu de la colmena").

...

¡Esperamos que os hayan gustado! Se nos quedan algunos en el tintero que quizás incluyamos en futuras ediciones. Si queréis colaborar y añadir vosotros algún título que merezca estar también en la gloriosa "Lista de los 10+1" no tenéis más que COMPARTIRLOS.

Saludos,

La Redacción.

De papel a obra de arte en un BIC.


Juan Francisco Casas es un artista jienense de la quinta del 76 que decidió hacer del BIC su herramienta de trabajo. Tomando como modelo fotografías y fotografiando modelos -o amigas, o quizás las dos cosas- consigue elaborar unos dibujos que, cuanto menos, asombran. Para apreciarlos en todo su esplendor la mejor idea es pasarse hasta el 20 de febrero por la Galería Fernando Pradilla (c/ Claudio Coello 20).



Las imágenes no hacen justicia, así que mete tus narices en el dibujo y descubre la meticulosidad del trazo, el realismo del degradado, el pulso certero y ejercitado que hace falta tener para sacar tanto jugo al dichoso BIC. Ése que probablemente tengas sobre el escritorio ahora mismo.

Como dice mi amigo Garfield, es difícil distinguir a veces entre artista o artesano; es decir, distinguir la chispa instantánea con talento... de la dedicación enfermiza y precisa de quien tiene la paciencia de resolver un puzzle de cien mil piezas.

Yo me quedo con el Casas artista. He rellenado demasiados apuntes con BIC y garabatos durante mi vida colegial como para no admirarle, recomendarle, e incluso envidiarle.


Las comparaciones son odiosas.